“DONDE EL DIABLO PERDIÓ EL PONCHO” ES LA NUEVA RUTA TURÍSTICA DE PETORCA

Recientemente fue inaugurado el pintoresco recorrido turístico de Petorca, denominado sugerentemente “Donde el diablo perdió el poncho”…

 

PETORCA (Chile), 28 de Febrero — 2018.-   Cuenta la leyenda que el mismísimo diablo murió en Petorca y, a partir de esa premisa, en esta comuna se han ido tejiendo muchas otras míticas historias, principalmente relacionadas con el mundo minero, que han dado forma a una singular cultura local alrededor de la figura del “maligno”, desde un prisma de tradición popular.

Se dice que varias veces se vio al demonio “revolviéndola” por esos lares y que se arrancaba de los sacerdotes por una escalera con peldaños al revés, peculiar formación rocosa en el sector de Hierro Viejo, conocida como la “Escalera del Diablo”.

No se sabe con exactitud si nació allí o es oriundo de otro lugar, pero el “cachudo” ha llegado a ser considerado como el primer petorquino famoso, el mismo que aparecía en el pueblo para los días de pago a bailar cueca con los mineros, vistiendo un frac negro y luciendo su dentadura de oro…

Y quién, además, dejó olvidado su poncho después de una muy regada jarana de Año Nuevo, pachanga en la que les pagó a todos la cuenta.

Junto a este apasionante relato popular, Petorca cuenta con otra importante cantidad de tradiciones ancestrales, como los Petroglifos de la Monhuaca, en la localidad de Chalaco, la artesanía en pedernalita en el sector de Pedernal y la centenaria bodega de vinos de la Sociedad Agrícola y Ganadera El Sobrante. 

RUTA DE
TURISMO RURAL

Tal riqueza identitaria motivó en la comuna más extensa de la región, la creación de una nueva ruta de Turismo Rural que se ha denominado “Donde el diablo perdió el poncho”, iniciativa que se concretó gracias al trabajo de INDAP junto a la Oficina de Turismo de la Municipalidad de Petorca, que busca promover y fortalecer el desarrollo de sitios relevantes en el ámbito de las tradiciones locales, la cultura y la historia de este sector.

Y, por otro lado, destacar el trabajo de un grupo de emprendedores de turismo rural de la zona, integrado por usuarios INDAP y otros negocios relacionados.

El lanzamiento de la mencionada ruta fue realizado el miércoles 21 de febrero, a las 10:30 hrs. El punto de encuentro fue el restorán al paso “Turismo Rural La Nina” (Ruta E 35 kms. 37.5 Pedegua, comuna de Petorca), desde donde partió un bus guiado para visitar los principales atractivos de la comuna, para concluir con una degustación de vinos en la viña El Sobrante.

Cabe señalar que entre las inversiones que se hicieron, destacan 20 señaléticas que permitirán indicar los lugares de interés de esta nueva y apasionante ruta turística.

HISTORIA DE PETORCA

La Comuna de Petorca fue fundada el 8 de abril de 1753 por Domingo Ortiz de Rozas, quien la llamó originalmente “Villa Santa Ana de Briviesca” en honor a su esposa. Fue fundada por orden de la Junta de Poblaciones del Reino de Chile. Es la comuna más extensa de la Quinta Región.

Petorca tiene una historia muy ligada al ámbito minero. En un comienzo pertenecía a la jurisdicción del Real Tribunal de Minería hacia el siglo XVIII, lo que provocó que sus límites jurisdiccionales no estuvieran claros y se establecieran más tarde.

En el sector de Hierro Viejo fue hallado en 1730 el rico manto aurífero de Los Tornos. Conocida esta noticia, el lugar comenzó a poblarse por trabajadores y sus familias, muchos tahúres y sobre todo aventureros; entonces el deshabitado asiento se incretementó y sin autorización comenzaron a ocuparse terrenos eriazos pertenecientes a la Hacienda Pedegua, de la Comunidad Religiosa Agustina.

Se conoce como los primeros mineros de la zona a Juan Aballay y Juan José Aguila, quienes
en 1790 comenzaron la explotación de yacimientos de oro, cobre y plata.

Empiezan, entonces, a crearse herrerías que fabricarán herraduras para las bestias, enllantarán ruedas de carretas y repararán herramientas mineras como chuzos, barrenos y llaucanas. Tanto en los yacimientos de Los Tornos como el de Cangalla hicieron que la gente pasara de la escasez a la abundancia y viceversa.

En 1800, el oro se extrae de la mina Mula Muerta. La industria aurífera se ve robustecida con el aporte que hará El Torno, con la cual la producción aumenta enormemente con consecuencias, es decir, el agotamiento de dicho yacimiento. Tanto fue el interés que el yacimiento de Los Tornos despertó, pues incluso personajes ingleses venidos desde Valparaíso intentaron invertir en este lugar.

Ya en el siglo XX, la industria minera se liga a lo que es el aporte de la familia Callejas Zamora, sobre todo con la habilitación de la mina de San Juan de Capote, a la que se sumarán empresas en el distrito del Bronce, por allá en los años 30 y siempre a cargo de la familia Callejas, la Compañía Minera El Bronce de Petorca, que en un comienzo fue conectada para razones de energía en la Compañía Chilena de Electricidad de la Patagua.

Algunos sectores de la comuna son especialmente “mineros”, tales como: Villa Alberto Callejas, El once y El Morado, etc.